Globicephala melaena  (Calderón común)

anterior | siguiente
 
Globicephala melaena - Caldern comn
 
FICHA TÉCNICA:  Globicephala melaena
Fecha: 13 de Septiembre de 2010
Autor de la fotografía: Juan Ramón  Méndez
Philum: CHORDATA
Clase: MAMMALIA
Orden: CETACEA
Familia: DELPHINIDAE
Genero: Globicephala
Especie: Melaena
Nombre común: Calderón común
Tipo de animal: Mamíferos
Municipio: Salobreña
Comarca: La Costa
Estación: Verano
Espacio Natural: Otros Espacios Naturales
Endemismo: Amplia Distribución
 

Descripción de la Fotografía

  • Vista dorsal de un calderón común respirando en superficie.

Descripción de la especie


El calderón es un cetáceo de tamaño mediano de la familia de los delfines, es decir es un cetáceo con dientes.

Alcanzan una longitud de hasta seis metros y un peso de hasta 3.000 Kg de peso en el caso de los machos.

Su color es prácticamente negro y la forma característica del género Globicephala en la cabeza globosa con la boca pequeña en posición inferior.

Tiene una aleta dorsal muy curvada en el tercio anterior, dos pequeñas aletas pectorales situadas muy adelantadas y una aleta caudal en posición horizontal como corresponde a todos los cetáceos. A diferencia de los peces cuya aleta caudal es vertical.

Tienen unos 40 a 48 dientes en ambas mandíbulas, a diferencia de los defines que tienen muchos más dientes y más pequeños.



Distribución general


El Calderón común, o de aleta larga, habita en ambos hemisferios en aguas templadas y frías, básicamente en el Atlántico al norte del Cantábrico, y en los mares australes al sur de Australia, extremo sur de África, y al sur de Río de la Plata. Es común en el Mediterráneo. Una especie muy cercana, el calderón de aleta corta es común en la mayor parte de aguas templadas y cálidas de todo el globo. En el Atlántico y la cercanía de la zona austral hay solapamiento entre ambas especies.


Hábitat


Mar abierto y costas, siendo muy frecuente en el Mediterráneo y el Estrecho de Gibraltar.

  


Comportamiento


Es una especie muy social que vive en grupos de 10 a 50 ejemplares, raramente mayores. Al parecer, según estudios genéticos, el núcleo estable de los grupos son las hembras, siendo los machos en cierto modo visitantes que se aparean con ellas pero no viven en él de manera estable. De hecho los estudios indican que es habitual que los jóvenes menores de un año del grupo no sean hijos de los machos que están en ese momento en él.

Es habitual que se acerquen a las pequeñas embarcaciones pues no temen la presencia humana.

Se alimentan fundamentalmente de calamares y peces. Cazan en grupo adoptando estrategias de colaboración mediante las que cercan a las presas y las concentran antes de atacarlas.

Hay registro de que pueden sumergirse hasta más de 500 metros de profundidad.

Como otros cetáceos se comunican entre sí mediante sonidos.

Son frecuentes los varamientos masivos de calderones en playas en todo el mundo. Las razones exactas no se conocen pero deben estar asociadas a su persistencia en mantener el grupo unido. Los fallos en la orientación, quizá originados al perseguir presas, a irregularidades magnéticas o a infecciones parasitarias que alteren su capacidad de orientación son algunas de las causas que se barajan para explicar los varamientos.

Pueden vivir más de 60 años, y se han encontrado hembras con crías hasta de 50 años de edad.



Localización en Granada


Visible en nuestras costas desde embarcaciones. Raramente se puede ver desde tierra.


Especies similares


Las dos especies, G. melaena, y G. macrorhinchus son difícilmente distinguibles en la mar.


Estatus


Incluida en la Lista Roja de Especies en Peligro.

Perseguida por balleneros durante el pasado siglo.

Se sigue cazando legalmente en algunos países como Japón y Noruega mediante una técnica que consiste en cercarlos con numerosas embarcaciones y aproximarlos a una playa donde tiene lugar la matanza. El Cabo (RSAafricana), Newfounland (Canadá), Islas Feroe, Shetland y Orcadas en el Atlántico Norte, Islandia, Noruega y Japón son lugares donde se permite este tipo de caza estacionalmente.

En Alaska se permite su captura como caza de subsistencia a nativos en ciertas costas.



Fuentes


American Cetacean Society.

Alaska Geographic Society.

Víctor Fernández

Ayuda
© Naturaleza Nazarí SL 2015. © Todas las imágenes y textos son propiedad de sus autores. Prohibida su reproducción.