Revista (Blog)

 
FAUNA
22 de Diciembre de 2008
Mariposas diurnas
FAUNA | Jose Antonio Díaz  
 
Parnassius apollo ssp nevadensis 1 Granada Natural  

Se crea esta breve guía para que el lector de las fichas de mariposas tenga unas nociones básicas, que le permitan la comprensión de las descripciones y textos incluidos en las mismas.

 

 

 

 
 
 
LOS INVERTEBRADOS

Sencillamente son aquellos animales que no poseen huesos. Dentro de los invertebrados hay varios tipos de animales, pero los más extendidos y con mayor número de especies son los insectos que representan el 85% de la vida animal pluricelular de nuestro planeta.
 
 
LOS INSECTOS

Son parte fundamental de vida terrestre y subaérea, aunque algunas especies se han adaptado para pasar la fase larvaria bajo el agua, como es el caso de las libélulas (Odonatos), popularmente conocidos como libélulas y algunas especies de escarabajos (Coleópteros) incluso viven en el agua.

Los insectos son animales invertebrados que poseen una serie de características especiales como son:

  • Tienen el cuerpo dividido en tres partes: Cabeza, Tórax y Abdomen
  • Tienen tres pares de patas que se insertan en el tórax.
  • Por lo general poseen uno o dos pares de alas (aunque a veces pueden estar atrofiadas).
  • En la cabeza se insertan un par de antenas, que pueden tener morfologías muy diversas.
  • Poseen un esqueleto externo o exoesqueleto, compuesto por una sustancia denominada quitina.
  • Se reproducen mediante huevos.
  • Todos pasan por una fase larvaria antes de transformase en imagos o adultos. Al proceso de transformación se conoce como metamorfosis.
  • El sistema de respiración es mediante tráqueas.
 
LAS MARIPOSAS O LEPIDÓPTEROS

Las mariposas son invertebrados que pertenecen a la Clase de los insectos. El nombre científico de estos animales es el de Lepidópteros que significa: “alas cubiertas con  escamas”. (Lepido=escama y Pteron=ala). Gracias a esta característica es fácil identificar a las mariposas del resto de insectos.

Se estima que en el mundo existen más de 200.000 especies de lepidópteros, siendo más frecuentes, con mayor abundancia y número de especies en los climas templados y tropicales. Aún hoy día se describen nuevas especies cada año.

Los lepidópteros pueden separarse en dos grandes grupos conocidos como:
  • Rapalóceros o mariposas de actividad diurna y
  • Heteróceros o mariposas de actividad nocturna, vulgarmente conocidas como polillas.
Además de presentar comportamientos distintos, también es fácil de diferenciarlas por el tipo de antenas que poseen,  siendo muy variables en las polillas filiformes, plumosas, aserradas (nunca terminadas en maza); mientras que las mariposas diurnas presentan antenas filiformes terminadas en maza. No obstante conviene aclarar que existen Heteróceros que se han adaptado y poseen hábitos diurnos, como por ejemplo, en el caso de la familia Zygaenidae.

En la Península Ibérica existen unas 2.400 especies de Heteróceros y sólo unas 230 de especies diurnas o Rapalóceros.

En Granada tenemos presentes unas 140 especies de mariposas diurnas.
 
 
ANATOMÍA DE UNA MARIPOSA

Como todos los insectos las mariposas adultas o imagos, deben presentar unas características básicas:
  • Tres pares de patas estarán presentes (si bien hay familias, como por ejemplo la Nymphalidae, en que el primer par de patas está atrofiado, que dan la sensación de poseer sólo dos pares o cuatro patas).
  • Tienen dos pares de alas recubiertas de escamas.
  • Posee el cuerpo segmentado en tres partes principales: cabeza, tórax y abdomen.
 
 
En la Cabeza se instalan las antenas, un par de ojos compuestos, los palpos y el aparato bucal, en el que destaca la espirotrompa. Por lo tanto en esta área se instalan los órganos sensoriales y de alimentación de la mariposa. Las antenas proporcionan la orientación necesaria para el correcto vuelo, la espirotrompa es un órgano succionador de néctar, base de la alimentación y que en posición de reposo se encuentra enrollada. En los palpos o apéndices bucales se localiza el olfato.

El Tórax  está compuesto tres segmentos en cada uno de los cuales se inserta un par de patas. Estos tres segmentos son el Protórax, inmediatamente después de la cabeza y en el que se inserta el par de patas anterior, el Mesotórax con el segundo par de patas y las alas anteriores y finalmente el Metatórax, en el que se insertan el último par de patas y las alas posteriores.

 
 
El Abdomen está formado por diez segmentos, de los cuales los cuatro últimos contienen los órganos sexuales, aunque también parte del sistema respiratorio, circulatorio y digestivo. En los laterales de los primeros segmentos abdominales existen unos pequeños agujeros, llamados opérculos o estigmas, que son la salida de las tráqueas o aparato respiratorio. En el extremo del abdomen está el aparato genital, existiendo diferencias entre los machos y las hembras. Siendo de aspecto globular en las hembras y estrecho en los machos.


ANATOMÍA DE LA ORUGA Y LA CRISÁLIDA

La oruga es la fase larvaria de las mariposas. Se encuentra dividida en cabeza, tórax y abdomen.

 
 
En la cabeza se encuentran los ojos, antenas en algunas especies, el aparato masticador con unas poderosas mandíbulas trituradoras. Conforme se alimenta la oruga va creciendo, lo que obliga a que esta mude varias veces su exoesqueleto, antes de pasar a la siguiente fase de pupa o crisálida.

En los segmentos torácicos poseen tres pares de patas verdaderas usadas principalmente durante la alimentación. En el primer segmento existe un opérculo que comunica con las tráqueas o aparato respiratorio.

Los segmentos abdominales poseen falsas patas denominadas propodios. Se sitúan normalmente entre los segmentos 3 a 6 y el número 10. Tienen cierta capacidad de hacer ventosa sobre las hojas y tallos de la planta nutricia. El último segmento es conocido como anal y es en el que se sitúa la cloaca. Existen una serie de opérculos en los ocho primeros segmentos. En estos segmentos también se encuentra el aparato digestivo de la oruga. Pueden presentar pilosidad en su cuerpo con funciones tanto sensoriales como protectoras. En muchas ocasiones esta puede ser urticante e irritante.

La crisálida es la estructura orgánica en la que se produce el proceso de metamorfosis de las mariposas. Poseen una envoltura externa que puede consistir en un capullo sedoso o bien en una envoltura quitinosa, de diversas morfologías y tamaños en función de la especie. En uno de los extremos poseen una especie de apéndice conocido como cremáster y que sirve para fijar la crisálida.

Las crisálidas pueden ubicarse suspendidas o sujetas a hojas y tallos de las plantas, mediante hilos de seda. También es frecuente encontrarlas entre la hojarascas, algunas especies incluso pupan bajo tierra, como por ejemplo la procesionaria del pino. Los colores de la crisálida son muy a menudo crípticos (camuflaje), esta capacidad de mimetismo es su única defensa.

 
 
 
 
 
IDENTIFICACIÓN DE LAS MARIPOSAS

Antes de empezar conviene aclarar que no siempre es posible identificar la especie a la que pertenece una mariposa, a simple vista. En algunas ocasiones debemos recurrir a lo que se denomina la genitalia o análisis del aparato reproductor de los individuos. Esto ocurre con cierta frecuencia en mariposas de pequeño tamaño que son externamente muy parecidas. En algunas ocasiones podemos discriminar entre especies parecidas por el hecho de que vivan en ecosistemas diferentes y por tanto no exista la planta nutricia de una de las especies, por lo tanto es posible eliminar alguna de las posibilidades, en función de la distribución geográfica.

El carácter más visible y que permite el reconocimiento de una especie es la morfología y características de la superficie de las alas. Las alas de las mariposas son superficies membranosas tapizadas por escamas de colores. Esta estructura membranosa está soportada por una serie de venas y en general poseen forma de triángulo. El vértice de este triángulo que se inserta en el tórax es el área basal, el que se encuentra al final del abdomen es el ángulo anal y finalmente tenemos el ápice, que es el vértice que queda más alejado del cuerpo de la mariposa. Los tres lados de este triángulo se denominan costa, margen interno y margen externo.
 
 
 
Otras de las características más visibles de las alas son sus venas. Son especialmente usadas como puntos de referencia de la superficie alar. Cada una de las venas tienen un nombre propio que comienza por la letra V más un número, que varía en función de su posición. Se comienza a contar desde el margen interno. La primera vena que nos encontramos es la vena anal o V1. A partir de ella se numeran consecutivamente, hasta llegar a V8 en el ala posterior y V12 en el ala anterior. Como la familia Papilionidae no poseen la segunda vena y con el fin de mantener el orden en el resto de familias, se ha decidido que las dos primeras venas se denominen V1a y V1b, salvo los papiniólidos, que sólo tienen V1. Otra excepción aparece en los licénidos, en los que pueden faltar una o dos venas, pero siempre entre V7, V8 o V9.
 
Cada una de las áreas que se encuentran entre dos venas consecutivas, se denomina espacio y se nombra con la letra S (space) seguida por el número correspondiente a la vena inferior. Una superficie especial es la denominada celda. Es la única área de la superficie del ala limitada por todos sus lados, por venas.
 
 
A veces es útil usar una zonación de las alas en función de su cercanía a la base o al margen externo. No existen como en el caso anterior alguna estructura que nos permita establecer unos límites exactos. Sin embargo puede ser muy útil, para describir las diferentes especies, el usar una zonación de la superficie de las alas. De esta forma se han establecido las siguientes zonas: basal, discal, postdiscal, submarginal y marginal.
En el exterior de lo que es la zona membranosa del ala, de algunas especies, tenemos una serie de pelillos que se denominan fimbrias.
 
 
 
CLASIFICACIÓN DE LAS MARIPOSAS (En elaboración)

LAS MARIPOSAS EN GRANADA: ECOLOGÍA Y HÁBITATS (En elaboración)

LA CONSERVACIÓN DE MARIPOSAS (En elaboración)

CURIOSIDADES DE LAS MARIPOSAS (En elaboración)
 
 
 
Fuentes:

  • Juan Ramón Córdoba-Jose Manuel Sesma-Gabino Martín (2006): Mariposas en Libertad. Editorial: Publimarca  Ediciones.
  • María José Fernández-Arturo Baz (2006): Cuadernos del Campus, Naturaleza y Medio Ambiente Nº 3. Edita: Univ. Alcalá Henares, 2006
  • Antonio García-Jose Antonio López-Juan C. Fuentes(1998): Guía de Mariposas diurnas de la Zona Norte del Parque del Sureste. Edita: Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”.
 
 
 
 
 


 
BUSCA BLOG
 
 
     
     
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
 
     
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
 
     
 
 
Apat
 
Museo Casa Natal F. García Lorca
 
Q&P Consultores
 
Turismo de Granada
 
 
 
 

Diseño realizado por

Ayuda
© Naturaleza Nazarí SL 2015. © Todas las imágenes y textos son propiedad de sus autores. Prohibida su reproducción.